Las vacunas son importantes en el desarrollo del infante ya que ayudan a mejorar el nivel de su salud mediante la prevención y control de las enfermedades. Entre estas enfermedades que las vacunas ayudan a prevenir se encuentran  la Difteria, Tos Ferina, Tétanos, Hepatitis B, Influenza, Poliomielitis, Sarampión, Rubeola, Parotiditis, Tuberculosis, Meningitis, Fiebre Amarilla, Neumonías, diarreas por Rotavirus, infección por VPH. Es por ello la importancia de la vacunación establecido según el Esquema Nacional por el Ministerio de Salud en la Norma Técnica de Salud N° 080-MINSA/DGSP V.03.