Un diagnóstico por imágenes facilita a los médicos el poder observar partes internas del cuerpo para poder encontrar indicios de alguna irregularidad médica. Para ello los especialistas se sirven de una variedad de aparatos y técnicas pueden captar imágenes de las estructuras y actividades dentro del cuerpo. El tipo de imagen que use el médico dependerá de sus síntomas y de la parte del cuerpo que debe examinarse
El uso más común de los rayos X es para ver huesos rotos, pero los rayos X se utilizan también para otros usos. Por ejemplo, las radiografías de tórax pueden detectar neumonía. Las mamografías utilizan rayos X para detectar el cáncer de mama.
La ecografía se usa para observar órganos y estructuras en el interior del cuerpo. En especial para ver el corazón, vasos sanguíneos, riñones, hígado y otros órganos. En el embarazo se usa para observar al feto que a diferencia de la radiografía no lo expone a la radiación.

Ecógrafo GE E8

De última generación.